30 septiembre 2011

Moscú: el Municipio demolirá otra casa de la Madre Teresa

Inaugurada en Moscú una estatua de la Madre Teresa, pero sus hermanas están sin hogar

Después de la destrucción de una parte del hospicio, otro edificio se vuelve blanco de los burócratas. «Faltan los permisos». El arzobispo: «Las monjas ayudan a todos gratuitamente; se podía encontrar una alternativa»








Las «corvas almas» de la burocracia rusa vuelven al ataque. En Moscú los funcionarios de siempre no se detienen ni siquiera ante las buenas obras que cotidianamente llevan a cabo las monjas de la Madre Teresa de Calcuta. Ellos, los burócratas, se inclinan tan solo ante las normas en vigor. Por ello, el arzobispo de Moscú, monseñor Paolo Pezzi, recordó los efectos del régimen soviético y de la «dictadura de la ley».


Estos son los hechos, tal y como los refiere la agencia misionera AsiaNews.

El Hospicio de las Misioneras, fundado en 1990, se encuentra en la parte oriental de la ciudad y está dirigido por misionarias de todo el mundo. Se ocupa de los niños abandonados, de los enfermos terminales y de los minusválidos; también se ocupa de ayudar a los alcohólicos con actividades de grupo. Todos los días, durante veinte años ha ofrecido alimento, sanitarios y camas para pasar algunas horas al cubierto a más de 150 vagabundos.

Hasta que, hace tres años, el Municipio recordó su existencia. Las autoridades pidieron que un tribunal ordenara a las monjas la demolición de una de las dos estructuras que componen el Hospicio y que removieran el primer piso de la segunda. ¿El motivo? «Faltan los permisos», fue la respuesta oficial. Y así, Moscú logró un precedente muy particular: se convirtió en la primera ciudad del mundo en echar a andar un prodecimiento penal en contra de la orden religiosa que fundó la Madre Teresa de Calcuta.

La noticia empezó a circular el pasado 24 de septiembre, con motivo de la ceremonia en la que se inauguró la estatua de la Madre Teresa de Calcuta cerca de la catedral de Moscú.

El monumento a la Beata de Calcuta lo donó el escultor Gregory Pototsky a la arquidiócesis de la Madre de Dios y fue colocado en las cercanías de la iglesia católica más grande de Rusia, como parte de los festejos por el centenario de la catedral de la Inmaculada Concepción (23-24 de septiembre).

«Estoy convencido de que las monjas llevan a cabo un trabajo no solo útil, sino también necesario para la ciudad –declaró el obispo de Moscú, mons. Paolo Pezzi–; su amoroso servicio contribuye al desarrollo espiritual y social de Moscú». El religioso también dijo que: « Era necesario buscar y encontrar una decisión legal diferente, una decisión que habría podido salvar el edificio».

«Las hermanas de Madre Teresa han ofrecido un servicio importante para la ciudad y sus habitantes durante muchos años y sin pedir ningun tipo de ayuda a las autoridades comunales», subrayaron las Misioneras en una declaración publicada por el servicio de información de la arquidiócesis. Una representante de las religiosas dice que, de cualquier manera, el trabajo del hospicio seguirá adelante, pero muy probablemente en otro edificio, puesto que, «a diferencia de los demás países en los que las Misioneras de la Caridad reciben estructuras gratuitamente de los gobiernos locales», las autoridades rusas no han mostrado ningún interés por ayudarles a encontrar una nueva casa.

«Inauguramos este monumento, en un momento difícil para las hermanas de la Madre Teresa en Moscú –denunció el nuncio vaticano en Rusia, mons. Ivan Jurkovic, durante su discurso en la ceremonia del 24 de septiembre. Espero que su amor por el prójimo y su completa dedicación sean apreciados por los habitantes y por las autoridades, y que hagan que nazca el deseo, e incluso el sentido de deber moral de ayudarles para obtener un nuevo y digno edificio, en el que puedan seguir con su trabajo con los más marginados».

Moscú, miércoles, 28 de septiembre de 2011(Agencia Fides).- El 24 de septiembre, se inauguró en Moscú una estatua dedicada a la Beata Madre Teresa de Calcuta, durante las celebraciones por el centenario de la consagración de la Catedral de la Inmaculada Concepción en Moscú, la iglesia católica más grande en Rusia.

Además de los feligreses, el evento ha contado con una serie de invitados de diferentes partes de Rusia y el extranjero, que se han reunido alrededor del cardenal Jozef Tomko, enviado especial del Papa Benedicto XVI.

Según la información enviada a la Agencia Fides por la archidiócesis de la Madre de Dios en Moscú, la alegría de la ocasión se vio ensombrecida por la profunda tristeza del hecho de que una de las casas de las Hermanas de Madre Teresa en Moscú fue demolida y una segunda aún está peligro de ser demolida por las autoridades de la ciudad debido a la falta de permisos de construcción. Desde 1990, los dos edificios fueron utilizados como centro de servicios para personas sin hogar y discapacitados.

Durante 20 años las hermanas han dado de comer todos los días a más de 150 personas sin hogar, les han ofrecido la oportunidad de darse una ducha, la estancia en un lugar seguro y cálido durante un par de horas. Hace tres años, las autoridades locales han recurrido a los tribunales para obligar a las Misioneras de la Caridad para demoler un edificio y eliminar el piso de arriba de la otra. Moscú se ha convertido en la primera ciudad que lanza una demanda en contra de las hermanas de Madre Teresa.

Funcionarios locales católicos, con la generosa ayuda de la Iglesia Ortodoxa Rusa, organizaciones comunitarias e individuos, han tratado de resolver el conflicto, pero sin éxito. "El edificio demolido fue construido con donaciones de personas de todo el mundo, y su destrucción es un signo de ceguera frente al sufrimiento humano y el desprecio por aquellos que ayudan a los más pobres", dijeron las Misioneras de la Caridad en un comunicado emitido por la Arquidiócesis.

A diferencia de los demás países, donde las Misioneras de la Caridad reciben los edificios gratis del gobierno, las autoridades de Moscú no han mostrado hasta ahora ningún interés en ayudar a las hermanas a encontrar un nuevo hogar, dijo un representante de las Misioneras de la Caridad.



(SL) (Agencia Fides 27/09/2011)
¡Ay de mí si no evangelizo! (1 Cor 9,16)


Mons. Kondrusiewicz, Arzobispo de Minsk, habla sobre la situación de la Iglesia Católica en el Este de Europa





Moscú, Rusia, 29 de septiembre de 2011, KAI.Agnuz.


"Es necesario proclamar el Evangelio a través de la radio, televisión, internet, por la calle, en el trabajo, en la escuela y por todas partes. Todos los cristianos deben ser una página viva del Evangelio," - dijo Mons. Tadeus Kondrusiewicz, arzobispo metropolitano de Minsk y Mogilev, que participó en las celebraciones del centenario de la consagración de la iglesia de la Inmaculada Concepción de María de Moscú y los 20 años de la restauración de la Jerarquía católica en Rusia. Mons. Tadeus Kondrusiewicz fue el primer Administrador Apostólico de Moscú para los católicos de la parte europea de Rusia.



Mons. Tadeus Kondrusiewicz.



Hace veinte años, usted, fue el primer Administrador Apostólico de Moscú para los católicos de rito latino de la parte europea de Rusia, y más tarde se convirtió en el obispo de la archidiócesis de la Madre de Dios en Moscú, ¿qué recuerda de esos momentos? ¿Fueron difíciles?



Una vista de la fachada de la Catedral católica de Moscú.


Para ser honesto, cuando llegué a Moscú, yo no tenía dónde vivir. Me acogió una religiosa de Polonia, que vivía en Moscú desde hacía cinco o seis meses. Más tarde, esa monja me cedió su apartamento. Dos años más tarde compré un apartamento, que pudiese ser utilizado como Curia diocesana. Entonces sólo había una iglesia - St. Ludvik en Malasia Lyubyanke. El edificio, con un siglo de antigüedad , se había dividido en cuatro plantas, que albergaban fábricas, oficinas, cines, etc. Todo estaba cubierto de restos de metal, varios bares, engranajes: simplemente no había restos de iglesia... Hasta crecían árboles en el techo...



Vista de la parte posterior de la Catedral católica de Moscú.



... Cuando veía aquellas paredes decía: aquí están las paredes de la vida, pero de una vida terrenal que deberán transformarse en piedras vivas para una vida espiritual. Fue un gran problema. Hoy tenemos esta iglesia en pleno funcionamiento, más parroquias, el seminario mayor en San Petersburgo, el Instituto Teológico de Moscú, varias publicaciones, y ha crecido con fuerza Cáritas.

La Iglesia se ha convertido en fuente de vida, en una parte esencial de la sociedad rusa. En algunos aspectos puede ser un ejemplo para otras iglesias. Se desarrolló y tiene una posición propia en esta sociedad, se resolvieron los problemas reales con rapidez.


Una vista de la fachada lateral de la Catedral católica de Moscú.


Las celebraciones con motivo de la inauguración de un monumento a la beata Madre Teresa de Calcuta en Moscú, coincidieron con la demolición de una Residencia para personas sin hogar dirigido por las Hermanas de la Caridad de la congregación que fundó Madre Teresa de Calcuta.


Benedicto XVI con Mons. Tadeus Kondrusiewicz en la Plaza de san Pedro de Roma.


Madre Teresa visitó este lugar en varias ocasiones. Yo también tuve la suerte de conocerla allí. Se demolió esta casa, con la que ella estaba fuertemente asociada. Cuando llegué a Moscú, una hermana se hizo cargo de mi alojamiento. Es ridículo demoler una casa que tenía esos fines caritativos y de asistencia social, pero el Señor Dios escribe derecho con renglones torcidos, y esto que no lo entendemos ahora, cuando pase el tiempo lo entenderemos, porque para los que aman a Dios todo es para bien. Incluso hace 20 años era imposible imaginar que esta iglesia pudiese llegar a ser tan hermosa, y que se convertiría en la Catedral de la Iglesia Católica en Moscú.

¿Cómo ve la iglesia en Rusia, desde la perspectiva de Bielorrusia?

Llevo cuatro años en Minsk. En este tiempo, es la primera vez que visito Moscú. La Iglesia en Bielorrusia es un poco similar a la de Rusia, pero al mismo tiempo tiene diferentes connotaciones.


Una vista de la fachada posterior de la Catedral católica de Moscú.


En Belarús, los católicos romanos son muchos más, casi el 15% de la población, y por tanto eso influye en las parroquias, los sacerdotes y las vocaciones. En Minsk hay cuatro parroquias, 19 que todavía no hemos podido restaurar y 9 solares para la construcción de otras nuevas. Lo necesario para construir una iglesia no es tan fácil de conseguir, no sólo en Bielorrusia, sino también en otros países.

En Moscú, se han recuperado dos iglesias y una casa parroquial. El Arzobispo Paolo Pezzi está luchando por obtener permisos para construir nuevas iglesias. La situación es muy distinta, teniendo en cuenta que la población de Moscú es mayor que el conjunto de Bielorrusia.


Una vista de una nave lateral de la Catedral católica de Moscú.


Un gran reto es el de las vocaciones sacerdotales. Se fundó un seminario en San Petersburgo, en un edificio histórico de la capital del norte, pero los dos primeros años, desde 1994, la sede se instaló en Moscú. Cuando me fui de Moscú, hace cuatro años, habían salido de sus aulas 45 sacerdotes. Creo que durante nueve años de funcionamiento, con 6 años que dura la formación sacerdotal, es una buena cantidad.


Mons. Kondrusiewicz en una rueda de prensa.


Ahora entendemos que es muy difícil que surjan las vocaciones, pero este año el número se ha mantenido. Esta situación es similar en Bielorrusia. Por mucho esfuerzo que pongas en fomentar vocaciones sacerdotales hay que tener en cuenta que los sacerdotes no caen del cielo, tienen que salir del ambiente que exista en su familia. El problema que hay que afrontar es la formación de las familias. No es fácil determinar si esta situación es más complicada en Rusia o en Bielorrusia.


¡Cuántos abortos! Durante mi estancia en Rusia, según fuentes oficiales, fueron más de cuatro millones, pero cifras no oficiales estiman que fueron siete millones. De hecho, este es un número de asesinatos que supera la población de algunos países.


Una vista de la fachada posterior de la Catedral católica de Moscú.


Herodes, por deseos de matar al niño Jesús, dio la orden de ejecutar a los niños nacidos en Belén y menores de dos años, y así eliminó la vida de muchos niños. Hoy en día, en los hospitales, Herodes se encarna en forma de médicos, a pesar de que al comienzo de su carrera profesional hicieron el juramento hipocrático de proteger la vida desde la concepción. (No accederé a pretensiones que busquen la administración de venenos, ni sugeriré a nadie cosa semejante; me abstendré de aplicar a las mujeres pesarios abortivos. ndt).


La verdad sobre el aborto:¡¡¡QUIERO VIVIR!!!


La preocupación por los jóvenes es otro de los campos de actuación. Por un lado se trata de que se acerquen a la iglesia, buscando a Dios. Pero por otra parte, se exponen al mundo de la publicidad, a las promesas de una fortuna fácil, a las dificultades que surgen en su vida con las drogas, con un creciente número de nuevos infectados del SIDA. Si en la Iglesia no hay jóvenes , si se forman parejas que no quieren tener hijos, no es posible que haya vocaciones.

Tenemos que ayudar no sólo a los pobres, es necesario hacerlo, como lo hizo la Madre Teresa, quien ayudó a los más pobres entre los pobres. Pero eso mismo hay que hacerlo con los jóvenes y sus familias. La asistencia proporcionada a ellos, no debe ser tanto material sino espiritual. Debemos proclamar el Evangelio a todas las personas.


Aquí llegamos a la cuestión de los medios de comunicación

En Rusia y en Bielorrusia en esta área se ha dado un gran paso adelante. En Belarús, tenemos muy buenas relaciones con los medios de comunicación. En Navidad y Semana Santa se ofrecen retransmisiones de radio y TV para todo el país. Los medios están interesados en difundir ​​lo que ocurre en la Iglesia.

Cuando fui a la plaza de la Catedral, me vi rodeado de inmediato por los periodistas y había un montón de cámaras de televisión. Debemos utilizar los medios de comunicación para evangelizar. También es necesario que todos los cristianos tomen conciencia de ello y tomen iniciativas en estos asuntos. En los medios de comunicación hay un gran potencial que no ha sido totalmente explotado. Vamos a cooperar con los obispos, con los abades, con las parroquias, con toda la Iglesia.

Hoy en día es imposible llegar a todos desde el púlpito. Es necesario proclamar el Evangelio a través de la radio, televisión, internet, por la calle, en el trabajo, en la escuela y por todas partes. Todos los cristianos deben ser una página viva del Evangelio. Entonces la gente podrá leer la Palabra del Señor, y escuchar a Cristo que pasa, y así creer.

Monseñor Tadeus, después de cuatro años de ausencia en Moscú, ¿qué sentimientos alberga en su corazón? ¿Se puede decir que usted ha regresado a su "vieja casa"?

Se puede decir que se trata de una vieja cabaña buena. Estoy acostumbrado a moverme. Incluso antes de mi llegada a Moscú, he trabajado año y medio como obispo en Bielorrusia. Estaba satisfecho con las autoridades, tenía cincuenta sacerdotes procedentes de Polonia, el seminario abierto en Grodno, en el primer año pude contar con la colaboración de 42 sacerdotes. En los seis años en Bielorrusia nos han devuelto 97 iglesias, se editó un misal en bielorruso con una tirada de 50 mil copias y 95.000 ejemplares de un pequeño catecismo. Todo fue muy bien. Y, de repente,... de repente vino la decisión del traslado a Moscú. Y hace cuatro años, una vez más, la decisión de trasladarme a Minsk. Allí vi a una iglesia diferente, no la que había dejado cuando me fui.


Miedo a la muerte.

Resulta ilógico que, si realmente estamos convencidos de la idea de lo que supone la muerte, ese paso deberíamos verlo como algo positivo y por lo tanto no asustarnos sino todo lo contrario, debería ser una liberación.

Sin embargo hasta los más creyentes, aquellos que llevan vidas realmente difíciles y duras o cuyo cuerpo está tan deteriorado que no se puede ni sostener parecen aferrarse a esta vida y a ese cuerpo hasta el último momento.

El miedo a la muerte tiene mucho que ver con el miedo al cambio, si he vivido una vida en la que no quería cambiar ni un clip de su sitio y me he mantenido en la rutina constantemente aceptando todo tipo de situaciones que me estaban perjudicando con tal de que nada cambie ¿qué puedo pensar de la muerte que es el máximo cambio que me puede pasar? Confiar en Cristo es mi esperanza



Nunca se debe mirar hacia atrás, tenemos que trabajar donde nos quieran poner. Uno es el que siembra y otro es el que siega (cfr.Juan 4:33-43). Por supuesto, tengo una sana envidia de mi estancia en Moscú, ya que es una diócesis muy grande. Tal vez, vivir en Minsk, es más bello en términos de arquitectura, aunque es difícil comparar el estilo barroco con el gótico, pero es un espacio demasiado pequeño y estrecho comparado con el que tenía.


Una vista de un lateral de la Catedral católica de Moscú, con san José y san Juan Bosco.


Hay mucha gente que conforma el pueblo de Dios, que se construye con personas con un corazón generoso y vivo. Rezo por esta iglesia, por cada iglesia local y por supuesto rezo por toda la Iglesia universal, nuestra Madre, la que posee y administra el depósito de salvación para todas las gentes.

Este artículo ha sido traducido del original ruso de aquí


El domingo 25 de septiembre de 2011, se celebró con toda solemnidad el centenario de la Consagración de la Catedral Católica de Moscú, dedicada a la Inmaculada Concepción.

Stalin, personalmente, dio la orden de confiscar la Catedral Católica de Moscú. Fue allá en el no tan lejano 1935.

Cerrada desde entonces, el edificio fue convertido en una fábrica, y todas sus dependencias saqueadas y desfiguradas. El lugar ocupado por el altar fue convertido en aseo.

La crónica de este evento la tiene aquí
___________________________________________________




RUSIA - Inaugurada en Moscú una estatua de la Madre Teresa, pero sus hermanas están sin hogar

Madre Teresa de Calcuta.


Moscú (Agencia Fides 27/09/2011) - El 24 de septiembre, se inauguró en Moscú una estatua dedicada a la Beata Madre Teresa de Calcuta, durante las celebraciones por el centenario de la consagración de la Catedral de la Inmaculada Concepción en Moscú, la iglesia católica más grande en Rusia.

Además de los feligreses, el evento ha contado con una serie de invitados de diferentes partes de Rusia y el extranjero, que se han reunido alrededor del cardenal Jozef Tomko, enviado especial del Papa Benedicto XVI.


Juan Pablo II con Madre Teresa de Calcuta.


Según la información enviada a la Agencia Fides por la archidiócesis de la Madre de Dios en Moscú, la alegría de la ocasión se vio ensombrecida por la profunda tristeza del hecho de que una de las casas de las Hermanas de Madre Teresa en Moscú fue demolida y una segunda aún está en peligro de ser demolida por las autoridades de la ciudad debido a la falta de permisos de construcción. Desde 1990, los dos edificios fueron utilizados como centro de servicios para personas sin hogar y discapacitados. Durante 20 años las hermanas han dado de comer todos los días a más de 150 personas sin hogar, les han ofrecido la oportunidad de darse una ducha, la estancia en un lugar seguro y cálido durante un par de horas. Hace tres años, las autoridades locales han recurrido a los tribunales para obligar a las Misioneras de la Caridad para demoler un edificio y eliminar el piso de arriba del otro. Moscú se ha convertido en la primera ciudad que lanza una demanda en contra de las hermanas de Madre Teresa.

Funcionarios locales católicos, con la generosa ayuda de la Iglesia Ortodoxa Rusa, organizaciones comunitarias e individuos, han tratado de resolver el conflicto, pero sin éxito. "El edificio demolido fue construido con donaciones de personas de todo el mundo, y su destrucción es un signo de ceguera frente al sufrimiento humano y el desprecio por aquellos que ayudan a los más pobres", dijeron las Misioneras de la Caridad en un comunicado emitido por la Arquidiócesis. A diferencia de los demás países, donde las Misioneras de la Caridad reciben los edificios gratis del gobierno, las autoridades de Moscú no han mostrado hasta ahora ningún interés en ayudar a las hermanas a encontrar un nuevo hogar, dijo un representante de las Misioneras de la Caridad.


Madre Teresa de Calcuta.


"Estoy convencido de que las hermanas han hecho un trabajo útil, y necesario para la ciudad. Su servicio amable contribuye mucho a la vida social y espiritual de Moscú. Era necesario tratar de encontrar una decisión diferente legal que pudiera salvar este edificio", dijo su excelencia monseñor Paolo Pezzi, Arzobispo metropolitano de la Archidiócesis de la Madre de Dios en Moscú.

El arzobispo Ivan Jurkovic, Nuncio Apostólico, en su discurso durante la ceremonia de inauguración de la estatua ha dicho que el amor al prójimo de las Misioneras de la Caridad, "su dedicación y el ministerio desinteresado encuentren la apreciación de los residentes y de las autoridades de Moscú", y así puedan conseguir un nuevo edificio en el que puedan hacer su trabajo entre los más desfavorecidos.




Beata Madre Teresa de Calcuta, Película completa.





San Maximiliano María Kolbe (Película en español) 1/3.





San Maximiliano María Kolbe (Película en español) 2/3.





San Maximiliano María Kolbe (Película en español) 3/3.



Pongo en este lugar a san Maximiliano Kolbe por su amor a la Virgen Inmaculada y por su afán de dar doctrina. El mayor enemigo de Dios es la ignorancia.


Maximiliano gastó su vida en tratar de hacer amar y venerar a la Santísima Virgen. En 1927 fundó en Polonia la Ciudad de la Inmaculada, una gran organización, que tuvo mucho éxito y una admirable expansión. Luego funda en Japón otra institución semejante, con éxito admirable.

El padre Maximiliano fundó dos periódicos. Uno titulado "El Caballero de la Inmaculada", y otro "El Pequeño diario". Organizó una imprenta en la ciudad de la Inmaculada en Polonia, y después se trasladó al Japón y allá fundó una revista católica que pronto llegó a tener 15,000 ejemplares. Un verdadero milagro en ese país donde los católicos casi no existían. En la guerra mundial la ciudad de Nagasaki, donde él tenía su imprenta, fue destruida por una bomba atómica.


Biblia Antiguo Testamento La creación, en dibujos animados (Capítulo 1º).

Biblia Antiguo Testamento La caída de Adán y Eva , en dibujos animados. (Capítulo 2º)

Biblia Antiguo Testamento Noé y el diluvio, en dibujos animados.(Capítulo 3º)

Biblia Antiguo Testamento David y Goliat, en dibujos animados.

Biblia Antiguo Testamento José y el Faraón.


Biblia Antiguo Testamento David, el héroe de Israel.


Biblia Antiguo Testamento Sansón y Dalila: una fuerza prodigiosa.


Descubre la Biblia: Jesús de Nazaret, en dibujos animados.


MI PEQUEÑA BIBLIA: LA PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO


MI PEQUEÑA BIBLIA:LA PARÁBOLA DEL BUEN SAMARITANO

CURSO DE CATEQUESIS 01. El fin del hombre: dar gloria a Dios, conocerle y amarle. Sólo audio

27 septiembre 2011

Natasha: un desafío en San Petersburgo

Natasha vive en San Petersburgo. Tras descubrir el catolicismo, ha cambiado su trabajo para dedicarse a sacar adelante una editorial que difunde libros espirituales. Éste es su testimonio.

26 de septiembre de 2011




Natasha es cooperadora del Opus Dei.


Natasha Zubova. Es editora de libros y vive en San Petersburgo (Rusia). "Nací en las afueras de San Petersburgo. Mis padres eran profesores, gente buena y honrada pero, como la mayoría de los que crecieron en la Unión Soviética, no hablaban de Dios a sus hijos.

En mi primer contacto con la fe, lo que más me atrajo fue la confianza que me producía el testimonio de personas que confesaban a Jesucristo, pero mi mundo interior cambiaba poco. Para mí, Dios era una cosa más, del que solamente me acordaba en momentos de dificultad.

Todo cambió en 2007, cuando la chica que cuidaba a mi hijo empezó a llevarlo a la iglesia católica de San Juan Bautista de Pushkin; yo, movida por la curiosidad, no tardé en ir también. La Santa Misa me devolvió una felicidad que solo había experimentado en la infancia.

A partir de 2008, algunas personas del Centro de la Obra en Moscú comenzaron a organizar un retiro en nuestra parroquia. En los retiros mensuales, y leyendo las obras de san Josemaría, entendí que ser cristiana no significa solo visitar al Señor una hora cada domingo, sino vivir constantemente en presencia de Dios.

Este año dejé mi puesto en una empresa prestigiosa de mi ciudad y comencé a trabajar en la editorial Biely Kamen: Piedra blanca, que surgió como iniciativa de dos sacerdotes y que publica y difunde libros de espiritualidad en ruso.

Mi nueva empresa es más pequeña, pero el desafío es mucho más bonito. Aunque puedan surgir dificultades, tengo la convicción de que Dios es más fuerte que las circunstancias".


Enlaces relacionados: Website de los amigos y cooperadores del Opus Dei

Artículos relacionados: Preguntas y respuestas sobre los cooperadores del Opus Dei


Añado este otro artículo complementario con el anterior, publicado en la página de san Josemaría


Dios es más fuerte que las circunstancias


Natasha nació en Leningrado. Dios le parecía como un objeto más en el Universo y así reflexionaba: "Existe el planeta Marte y existe también Dios". La vida le cambió gracias a la persona que cuidaba a su hijo y a su curiosidad: Dios era Alguien que le quería como ningún ser es capaz de querer.

Nací hacia las afueras de Leningrado, en una familia de profesores. Eran gente buena y honrada, pero que -como la mayoría de los soviéticos-, no hablaban nunca de Dios a sus hijos. Los dos, mi padre y mi madre, se quedaron huérfanos en su primera infancia, siendo sus padres víctimas de la represión en el año 1937.

Al recordar mi primer contacto con la fe, lo primero que me atrajo fue la confianza que me producía el testimonio de personas que confesaban a Jesucristo. Ya no tenía dudas de que Dios existiera, pero mi mundo interior cambiaba poco. Sólo me acordaba de Él en momentos de dolor o de dificultad.

Pero todo cambió en el año 2007, cuando la chica que cuidaba a mi hijo empezó a llevarle a la iglesia católica de San Juan Bautista de Pushkin, donde no tardé en ir yo también, empujada por la curiosidad. El párroco de la iglesia católica de San Juan Bautista de Pushkin -que llegó de España a Rusia en el 2002 junto con otro sacerdote-, resultó ser del Opus Dei, miembro de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz.

Conocí a san Josemaría, y sus enseñanzas me empujaron a buscar la perfección en el servicio a los demás y en el cumplimiento de los deberes familiares. La participación en la Santa Misa y en los demás sacramentos devolvieron a mi alma un estado de felicidad tal, que sólo recuerdo haber experimentado en mi lejana infancia. Era un sentimiento de alegría especial, de saber que existe un Ser superior, un Alguien que, a pesar de mis debilidades y defectos, me quiere como ningún ser es capaz de querer.

Dos costumbres indispensables

La asistencia cotidiana a la Santa Misa y la oración son ahora para mí indispensables. Ha merecido la pena acoger la Verdad: Dios es el dueño de mi vida, la paz se ha establecido en mi alma, he descubierto alrededor de mí misma el sentido, la armonía y la belleza de la existencia. Los escritos de San Josemaría me han ayudado a entender que el hecho de saber que Cristo está siempre a nuestro lado, da una fuerza que transfigura a la persona.

A partir de 2008, un grupo de personas del Opus Dei del Centro de la Obra en Moscú, comenzaron a venir con frecuencia para dirigir reuniones en nuestra parroquia, donde me invitó una vez una amiga. Al participar en los Retiros mensuales y en Cursos de retiro del Opus Dei, y al leer las obras de san Josemaría, entendí que ser cristiana no significa sólo visitar a Dios los domingos, por una hora, sino vivir constantemente en la presencia de Dios.

Un nuevo negocio

Me dedico a los negocios. Durante años trabajé en una empresa de prestigio en mi ciudad. Tenía reconocimiento y un buen puesto. Este año, comencé a trabajar en la editorial “Piedra blanca”. Esta iniciativa nació gracias a los sacerdotes de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz que trabajan en mi ciudad, Pushkin.

La editorial tiene como fin promover y publicar libros de espiritualidad en ruso. Así procuramos cubrir el vacío interior que se creó después de los años en que resultaba difícil difundir este tipo de literatura en mi país. Aunque mi nueva “empresa” es más pequeña, el desafío es mucho más bonito; claro que me causó un poco de expectación dejar mi trabajo de años por esta aventura, pero desde un principio me atrajo la posibilidad de que otros conozcan la alegría que yo encontré. Además, la difusión de la buena literatura es un negocio que en Rusia tiene todas las de ganar.

Las dificultades pueden surgir, pero la fe da la fuerza para actuar, aunque las circunstancias parezcan estar en contra de nosotros. Tengo la convicción de que Dios es más fuerte que las circunstancias.

25 septiembre 2011

Una iglesia inflable en plena Siberia

El templo gótico tarda 15 minutos en inflarse



La idea la tuvo un sacerdote misionero que al ver que las autoridades no le permitían construir un templo, decidió "inflar" uno.


25 septiembre 2011







Es la singular decisión que adoptó un párroco polaco de la capital de Kamchatkca para permitir que los fieles pudieran rezar. Así, la iglesia podrá trasladarse de un sitio a otro por toda la península rusa, con mayoría ortodoxa.

El párroco ideó una iglesia católica inflable de estilo gótico para que sus fieles de la ciudad de Petropavlovsk tuvieran donde rezar, ante la negativa de las autoridades rusas para permitir la construcción de un templo católico.

El padre Krzysztof Kowal comentó que cuando los fieles se reúnen en casas para orar, los seguidores de otras religiones los confunden con una secta. El sacerdote católico explicó que “los dirigentes locales no nos autorizaron a construir un edificio religioso, entonces decidimos traer uno inflable desde Polonia”.

Koval aún no entiende las razones del impedimento de las autoridades, aunque cree que daña a una comunidad pequeña pero activa. El sacerdote Kowal, un joven de barba y cabellos largos llegó por primera vez a la ciudad de Petropavlovsk, cercana al lago Baikal en el 2001 desde su Polonia natal, en bicicleta tras dos meses de viaje. “Una experiencia que ninguna agencia turística podrá ofrecerme”, admite Koval cuando recuerda su viaje y sabiendo, quizás, que a partir de la inauguración de la Iglesia inflable tendrá otra anécdota para contar.



El sacerdote Kowal, un joven de barba y cabellos largos llegó por primera vez a la ciudad de Petropavlovsk.


Hace un mes viajó de nuevo a su región natal de Kolobrzeg, en Polonia, para probar el nuevo templo de goma que puede albergar a unas decenas de personas. Durante una prueba, la Iglesia comenzó a tomar forma con sus torretas y los fieles, guiados por el párroco, ingresaron al templo.

La catedral ambulante se inauguró el 15 de septiembre en la ciudad de Petropavlovsk y es toda una novedad no sólo por el tipo de Iglesia, sino porque pertenecerá a la diócesis siberiana de Irkutsk, la más extendida geograficamente del mundo.

La oferta de un amigo

La idea surgió cuando un amigo le ofreció una iglesia inflable como solución provisional a sus problemas para conseguir el permiso de construcción y el dinero necesario para construir un lugar permanente, y Krzysztof Kowal no dudó en considerar la oferta.

El misionero aceptó así la oferta de su amigo de infancia, Robert Wojcik, que se dedica a construir juguetes inflables para niños en Kolobrzeg, Polonia; para fabricar el primer templo inflable itinerante, que actualmente goza de gran popularidad en la península de Kamchatka, una región de 1.250 kilómetros de longitud situado en el extremo oriental de Rusia.

Las pequeñas donaciones de sus feligreses ayudaron a costear los gastos de esta estructura alternativa, que permanecerá abierta incluso en invierno, cuando los termómetros pueden llegar a marcar hasta menos 40 grados en Kamchatka.

Ventajas

Además de sus escasos costes de mantenimiento, la parroquia del padre Krzysztof tiene una ventaja respecto a las iglesias tradicionales: se puede transportar en una pequeña furgoneta y únicamente tarda 15 minutos en estar lista para la celebración de la misa. Esta movilidad es muy útil para dar servicio a una región con menos de 500.000 habitantes que viven disgregados en su enorme paisaje.

El misionero polaco ha asegurado a distintos medios locales que está encantado con su templo, a pesar de que al principio la gente confundía su peculiar iglesia “con un castillo inflable para niños”.

El precursor

El padre Krzysztof y su amigo Robert Wojcik podrían haberse inspirado en el trabajo de Michael Gill, un diseñador británico que figura en el libro Guiness de los Record como el creador de la primera iglesia inflable del planeta. El diseño de Gill, de 14 metros de alto, es un edificio de plástico gris de estilo gótico, con bancos, altar púlpito, vidrieras e incluso un órgano.

“Esto podría cambiar la percepción general de lo que representa la Iglesia de Inglaterra. Es revolucionario. Se mueve con el siglo 21”, aseguró Gill cuando presentó su invención, allá por 2001. “Si la gente no va a ir a la iglesia, la iglesia necesita ir a la gente, y esta es una manera de hacerlo”, explicó.



Religión en libertad.

24 septiembre 2011

Benedicto XVI expresa su deseo de que no esté muy lejano el día en que de nuevo católicos y ortodoxos puedan celebrar juntos la Eucaristía

Insta a los ortodoxos a seguir debatiendo sobre la cuestión del primado





FRIBURGO, sábado 24 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- El Papa Benedicto XVI auguró hoy, en su discurso a los representantes de las Iglesias ortodoxas y ortodoxas orientales, que aumente la comunión interna en la Ortodoxia, y que se pueda celebrar el Concilio panortodoxo, pendiente desde hace casi cien años.

Este Concilio, que aún no tiene fecha prevista, fue anunciado en junio de 2010 por el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, y reuniría a todas las ramas de la Ortodoxia.


Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I.


Actualmente, los trabajos de preparación del Concilio se encuentran en un cierto stand-by, por falta de acuerdo, especialmente entre el Patriarcado de Constantinopla y el de Moscú, sobre la cuestión de la autocefalia.

Estas palabras de aliento del Papa son importantes, pues la Santa Sede considera que la celebración de este Concilio supondría un paso muy importante en el camino hacia la unidad de los cristianos.


Los padres del Primer Concilio Ecuménico (Nicea, año 325) con el texto del Credo.


El Papa, al recibir a primera hora de la tarde a los representantes ortodoxos, subrayó su satisfacción personal por “el incremento de la colaboración panortodoxa que en los últimos años ha realizado progresos esenciales”.

En este sentido, consideró muy positiva la fundación de las Conferencias Episcopales Ortodoxas, allí donde estas Iglesias se encuentran en la diáspora, subrayando su alegría de que “también en Alemania el pasado año se haya dado dicho paso”. “Que las experiencias que se viven en estas Conferencias Episcopales refuercen la unión entre las Iglesias ortodoxas y hagan avanzar los esfuerzos en favor de un concilio panortodoxo”, auguró el Papa.



El icono de "La Trinidad del Antiguo Testamento", pintura de Andréi Rubliov, comienzos del siglo XV.


“Repito lo que ya he dicho en otras ocasiones: entre las Iglesias y las comunidades cristianas, teológicamente, la Ortodoxia es la más cercana a nosotros; católicos y ortodoxos poseen la misma estructura de la Iglesia de los orígenes. Por ello, podemos esperar que no esté muy lejano el día en que de nuevo podamos celebrar juntos la Eucaristía”, añadió.

La cuestión del primado

El Papa Ratzinger quiso recordar su propia experiencia de diálogo con las comunidades ortodoxas cuando era profesor en Bonn “y especialmente luego, siendo también arzobispo de Múnich y Frisinga”.






Aseguró que pudo, “a través de la amistad personal con representantes de las Iglesias ortodoxas, conocer y apreciar cada vez más en profundidad la Ortodoxia”.

Quiso recordar sobre todo el trabajo que se comenzó en aquellos años a través de la Comisión conjunta de la Conferencia Episcopal Alemana y de la Iglesia Ortodoxa. “Desde entonces, con sus textos dedicados a cuestiones pastorales y prácticas, promueve la comprensión recíproca y contribuye a consolidar y desarrollar las relaciones católico-ortodoxas en Alemania”.



Iglesia Ortodoxa en Dresden.


En este sentido, insistió en la importancia de “continuar el trabajo para aclarar las diferencias teológicas, porque su superación es indispensable para el restablecimiento de la plena unidad, que deseamos y por la que oramos”.

Actualmente, el nudo del debate teológico entre los católicos y los ortodoxos está en la cuestión del primado de Pedro sobre las demás iglesias patriarcales. “Hemos de continuar nuestros esfuerzos de diálogo en la cuestión del primado, para su justa comprensión. Aquí las reflexiones acerca del discernimiento entre la naturaleza y la forma del ejercicio del primado, como lo hizo el Papa Juan Pablo II en la Encíclica Ut unum sint, pueden darnos aún impulsos fructuosos”, subrayó el Pontífice.

Frente común

Por último, el Papa insistió, como lo hizo ayer con los luteranos evangélicos en Erfurt, en la importancia de hacer un “frente cristiano común” en cuestiones como la defensa de la vida humana y de la familia.

“En la actual tendencia de nuestro tiempo, en que son bastantes los que quieren, por así decir, 'liberar' de Dios a la vida pública” afirmó, todos los cristianos están llamados a caminar juntos “por la senda de un testimonio pacífico para la comprensión y la comunión entre los pueblos”.

En este sentido, insistió en que hay que poner “el milagro de la encarnación de Dios en el centro del anuncio”, como había dicho en su discurso de ayer, “conscientes de que sobre este milagro se funda la dignidad de la persona”.


Алексеев Виктор, протоиерей, Essen.


Por ello, invitó a todas las Iglesias a comprometerse “juntas en la protección de la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural”. “La fe en Dios, creador de la vida, y el permanecer absolutamente fieles a la dignidad de cada persona fortalece a los cristianos para oponerse con ardor a cualquier intervención que manipule y seleccione la vida humana”.

“Por otra parte, conociendo como cristianos el valor del matrimonio y de la familia, nos preocupa, porque es importante, preservar de toda interpretación errónea la integridad y la singularidad del matrimonio entre un hombre y una mujer”, añadió.


Даниил (Ирбитс), игумен, Berlin.



Concluyó pidiendo un “compromiso común de los cristianos, entre los que se encuentran numerosos fieles ortodoxos y ortodoxos orientales” para contribuir “a la edificación de una sociedad con futuro, en la cual se dé el debido respeto a la persona humana”.


Ordenación sacerdotal de Benedicto XVI.

_____________________________________





Representante del Patriarca de Moscú se reúne con Benedicto XVI


29 de septiembre, 2011. A pesar de la cordial visita al Vaticano del ministro de exteriores de la Iglesia ortodoxa rusa, el Papa no se reunirá con el Patriarca de Moscú a corto plazo.

"Bienvenido, buenos días. Gracias por visitarme".

"Encantado de verle".

Es la tercera vez que el metropolita Hilarión visita al Papa. Tras el encuentro ha destacado que Benedicto XVI conoce muy bien la tradición ortodoxa y que muestra gran interés por el diálogo con los ortodoxos.

Pero según la Iglesia ortodoxa rusa, la reunión con el Patriarca tendrá lugar cuando "haya acuerdo sobre los temas en los que hay diferencias".

La Iglesia de Moscú acusa a los greco-católicos de Ucrania de intentar robar fieles en territorio del Patriarcado ruso con la complicidad del Vaticano. Por eso, no quiere un encuentro protocolario entre el Papa y el Patriarca ortodoxo ruso sino que se trabaje para conseguir resultados concretos.

Hilarión ha regalado al Papa un icono ruso de San Benedicto y el Papa una medalla de su pontificado. Durante el encuentro, Benedicto XVI no ha sido invitado a Moscú, pero sí a la parroquia ortodoxa rusa de Roma. "Sería un gran honor para nosotros que visitase nuestra parroquia".

Quizá el camino más rápido hacia Moscú pasa por la iglesia ortodoxa rusa que está a menos de un kilómetro del Vaticano.





22 septiembre 2011

EL PAPA BENEDICTO XVI: LA CATEDRAL DE MOSCÚ, MONUMENTO DEDICADO A LA VIRGEN

En la carta por el centenario de su consagración

CIUDAD DEL VATICANO, martes 20 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).– Benedicto XVI animó al cardenal Jozef Tomko, su enviado especial a la celebración por el centenario de la consagración de la catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, a reforzar la devoción a María entre los católicos rusos.

Lo muestra la carta en latín enviada por el Papa al prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos con motivo de la celebración que tendrá lugar el próximo domingo 25 de septiembre.


La Catedral de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, ubicada en pleno centro de Moscú.


En esta fiesta, el cardenal estará acompañado por una misión compuesta por el director nacional de Obras Misionales Pontificias en Eslovaquia y ex director espiritual y prefecto del seminario interdiocesano Reina de los Apóstoles de San Petersburgo,Viktor Jakubov, y por el responsable de la catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, Josif Zanevsky, SDB.

En la carta, el Papa recuerda la fe y la devoción mariana floreciente durante siglos en el pueblo cristiano gracias al testimonio y a la confirmación de favores celestiales concedidos por la Madre de Dios. Y destaca en particular que la catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú constituye “un monumento especial” desde este punto de vista.

La iglesia es obra del arquitecto Tomash Bogdanovich sobre un modelo neogótico inspirado en la abadía de Westminster de Inglaterra. Su construcción empezó en 1898, y en diciembre de 1911 tuvo lugar la primera dedicación. Confiscada en 1935 por orden de Stalin, recuerda el Papa, fue la primera iglesia católica de Moscú que cerraron los bolcheviques, en 1937. Transformada a continuación en fábrica, fue brutalmente desfigurada y saqueada. De hecho, se construyó un aseo donde se encontraba el altar.


Un aspecto de la fachada de la Catedral católica de Moscú.


El día de la Inmaculada, 8 de diciembre, de 1990, el capellán de los católicos polacos en Moscú, el padre Tadeusz Pikus, celebró la misa por primera vez desde hacía 60 años. En abril de 1991, monseñor Tadeusz Kondrusiewicz instituyó la parroquia de la Inmaculada Concepción y desde el mes de junio del mismo año, sus fieles se reunieron regularmente en el coro de la iglesia para celebrar misa.

Desde 1993, unos locales empezaron a funcionar como seminario mayor diocesano. Los católicos empezaron entonces una dura lucha por obtener la restitución de toda la iglesia, todavía ocupada ilegalmente por una fábrica. El edificio no fue evacuado hasta el 13 de enero de 1996 y la catedral fue consagrada en diciembre de 1999.

En la carta, el Pontífice escribe: “Exhorto al pueblo a una devoción constante a la santa Madre de Dios para que Ella pueda obtener para los de Cristo Señor una vida recta, el mayor respeto a la ley divina, una caridad sincera y una coexistencia pacífica con los demás pueblos”.



Fachada central de la Catedral de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.



El programa del centenario de la catedral -informa Radio Vaticano- incluye numerosos conciertos de música sacra, la inauguración de un monumento a la Madre Teresa de Calcuta, una exposición fotográfica y la presentación de un libro y una película dedicados a la historia de la catedral.

La misa presidida por el cardenal Tomko será concelebrada por obispos procedentes de Rusia, Polonia, Estados Unidos, Bielorrusia, Kazajstán y Lituania.

Construida entre 1901-1911 con el proyecto del académico Dvorzhetsky Bogdanovich, la catedral es el edificio más grande de estilo neo-gótico y el más grande de la Iglesia Católica en Rusia.Actualmente se encuentra bajo la responsabilidad de religiosos salesianos polacos, y es la sede del actual arzobispo, monseñor Paolo Pezzi.



Una vista nocturna de la Catedral católica de Moscú.


Durante la persecución de la iglesia católica por los soviéticos, esta iglesia corrió la misma suerte de casi todas las iglesias católicas en Rusia, su destrucción. En 1938 se cerró, el abad - fue asesinado y muchos feligreses llevados a campos de concentración. En 1990, después de la reconstrucción de la parroquia, se inicia el proceso de devolución de la iglesia, que se completó en 1996.

Al igual que la mayoría de las parroquias católicas de Rusia, la parroquia de la Catedral es un "reflejo de la variedad de razas y lenguas de la Iglesia católica universal". La gran mayoría de los feligreses - los rusos, cuyas diversas raíces étnicas son indisociables de la cultura rusa. Sin embargo, en el templo se celebran las Misas en ruso y también en polaco, inglés, español y coreano. Los domingos, en el templo se celebra una gran liturgia de rito armenio.



Durante la Semana Santa la catedral se convierte en el centro de las celebraciones para los católicos residentes en Moscú. Foto RIA Novosti / Andréi Stenin




Hoy en día, la Catedral de la Inmaculada Concepción - es un centro no sólo religioso, sino también forma parte de la vida cultural de la capital: se lleva a cabo anualmente más de un centenar de conciertos de música sacra, incluso con la participación de estrellas mundiales. La magnífica acústica de la catedral y poseer un órgano de tubos de "Kun" le valió la reputación de ser una de las salas de conciertos más singulares e interesantes de Moscú.

Coro de la Universidad Pontificia de Salamanca en la catedral Católica de Moscú.



La Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú se encuentra en la calle Málaya Gruzínskaya, 27/13 y está abierta cada día, de 8:30 a 20:00.


La Catedral de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, ubicada en pleno centro de Moscú, sirve de escenario para la celebración de unas misas católicas en español y ayuda a los hispanohablantes a superar el choque cultural gracias a las ceremonias dominicales que se celebran en su idioma natal.

El Padre Danielle, responsable de la comunidad hispano-portuguesa en Rusia, dice que “hay mucha gente de habla hispana y portuguesa que vive aquí” y que para ellos “el choque cultural es muy grande”. Por lo tanto, “necesitan mucho la acogida de una comunidad que hable su idioma también”.

El padre Danielle es italiano, pero habla castellano con soltura, así como ruso. Antes de venir a Moscú estudió Filología Eslava. Para los parroquianos es una especie de puente entre el tradicional ambiente hispano y la cultura rusa que les resulta poco conocida. Las misas en español se celebran en Moscú desde principios de los 90, cuando la desintegración de la URSS dio paso a la libertad de cultos. Habitualmente cerca de 200 personas asisten a las ceremonias en castellano.

Aparte de las misas dominicales, la comunidad realiza otras actividades religiosas, benéficas y sociales para que sus parroquianos no se sientan solos en un ambiente cultural muy diferente. Los fines de semana la comunidad se reúne para compartir el alimento: cada persona trae un poco de comida y la ofrece a todos. Además, cada dos meses se celebran reuniones para los matrimonios en las que los participantes hacen una especie de catequesis conjunta.

Rodrigo Barriga, un parroquiano chileno que llegó a Rusia con su esposa hace un año por motivos de trabajo, confiesa que no esperaba encontrar en un país tan lejano misas en su lengua materna. Pero la sorpresa fue muy agradable.

Según él, el tiempo que pasan en la parroquia es “un momento de unión, de espiritualidad, de poder encontrarnos con nuestras raíces y también de integrarnos de mejor manera en este hermoso país que es Rusia”.

No son únicamente los expatriados los que vienen aquí a rezar. Los rusos que se interesan por el idioma español y la cultura hispana también asisten a las misas. Y, al parecer, su presencia no pasa inadvertida para los parroquianos hispanos. Susana Carrera, una de las parroquianas, cuenta que a veces viene gente rusa que habla español y añade que los parroquianos hispanos también asisten a las misas en ruso. “Dios no tiene idioma, no tiene países, nada, solamente somos personas con el corazón abierto para el amor,” dice ella.

Ni siquiera el frío moscovita impide a los procedentes de los calurosos países hispanos venir aquí en invierno, como de costumbre. Habitualmente el mayor número de parroquianos asiste a las misas en Navidad y en Pascuas. Lo mismo sucede en las iglesias ortodoxas rusas. Y cuando hay algo en común, las diferencias culturales y religiosas ya no parecen tan grandes.

Las primeras iglesias del culto latino aparecieron en Rusia en el siglo XII y los principales parroquianos eran los comerciantes y mercaderes extranjeros invitados a Rusia para servir a los principados. Durante el reinado de Pedro el Grande, a finales del siglo XVI y principios del XVII, muchos especialistas en diferentes esferas procedentes de Europa empezaron a llegar a Rusia y se construyó la primera catedral católica de piedra en Moscú. Para principios del siglo XIX en el Imperio Ruso había cerca de 1,6 millones de católicos. La revolución de 1917 dio inició a las represiones en contra de todos los cultos religiosos. El renacimiento de la Iglesia Católica en Rusia empezó a principios de los años noventa tras los cambios democráticos que surgieron en el país.



Historia detallada de la construcción y rehabilitación de la Catedral católica de Moscú.

Hasta finales del siglo XIX en Moscú, había dos iglesias católicas - sv.Lyudovika (en Malasia Lubianka), y San Pedro y San Pablo (en Milyutinsky d.18 Lane, ahora cerrado). En ese momento, el número de feligreses era de 30 mil personas, y en 1894 se decidió erigir una nueva iglesia dependiente de la parroquia de los Santos Pedro y Pablo. Cuando se obtuvo el permiso de construcción aprobado por el zar Nicolás II, la gran comunidad de polacos en Moscú comenzó a recaudar fondos para su construcción. Muchos rusos, bielorrusos y polacos (incluidos los exiliados) enviaron sus donativos.



Así se veía la iglesia de los Santos Pedro y Pablo.



En los archivos de la CSHA de Moscú y la URSS, se han conservado documentos que informan sobre las actividades del patronato para la construcción de la nueva iglesia. Por ejemplo, una donación de 10.000 rublos de oro para la compra de un terreno de 10 hectáreas para una nueva iglesia en el área de las pequeñas calles georgianas. Se especifican las declaraciones de las donaciones de todos los donantes, sin importar la cantidad.

El proyecto lo desarrolló un feligrés de la iglesia de los santos Pedro y Pablo, un prominente arquitecto de Moscú, polaco de nacimiento, Tomás (Thomas), I. Bogdanovic-Dvorzhetsky, profesor de la Escuela de Pintura, Escultura y Arquitectura de Moscú.

El edificio fue diseñado en estilo neo-gótico, con ladrillos rojos, techo alto, y ventanas de arco. El prototipo fue la fachada de la catedral gótica de Westminster en Inglaterra.



A la izquierda la Colegiata de San Pedro en Westminster; a la derecha, un boceto del proyecto del templo cerca de la calle Georgia.


La construcción se desarrolló en 12 años, desde 1899 hasta 1911. La apertura del templo el fue el 21 de diciembre de 1911 y el trabajo continuó hasta 1917. Según algunos informes, los remates de las torres del templo fueron terminados en 1923.



Un artículo aparecido en un periódico polaco sobre la apertura del templo cerca de la calle Georgia.("Nuevo Tiempo" 25 (12 de diciembre de 1911).


El templo con la compra de tierras anejas costó 300.000 rublos de oro.Hoy en día serían 7.4 millones $ aproximadamente. El templo tiene capacidad para 5.000 personas.



Foto de 1915. En la imagen un joven sacerdote,o.Mihal Tsakul, rector hasta 1919.


Al comienzo de la Primera Guerra Mundial el número de católicos en Moscú aumentó significativamente debido a la cantidad de refugiados que vinieron de las provincias occidentales del Imperio Ruso, polacos y bielorrusos. Se instalaron en el área de la estación de tren de Brest, que en la actualidad pertenece a Bielorrusia, y la nueva iglesia. Algunos de los hijos y nietos de aquellos primeros católicos son ahora los feligreses.

El templo estuvo abierto hasta 1937 y prohibido el culto católico el 30 de julio de 1938. La propiedad de la iglesia fue robada, y destruida en gran parte, incluyendo el retablo, el altar y el órgano. La fachada fue desfigurada.


A la izquierda, la fachada del templo después de su apertura en 1911; a la derecha el retablo y el altar que quedaron totalmente destruidos.


En 1935 fue construida una escuela en los terrenos del jardín de la iglesia y comenzó a funcionar en el curso de 1935-1936.

Las torres sobre la entrada principal habían sido demolidas con el pretexto de que podían llamar la atención a los bombarderos enemigos durante la guerra. Después de la guerra, fueron demolidas junto a la casa № 25 cercana a la calle Georgia.



Vista de la cúpula de la Catedral antes de la restauración.


En 1976, las autoridades de Moscú deciden un plan para convertir el edificio en un auditorio de música de órgano. Pero la idea no se llevó a cabo.

A partir de 1989, los católicos de Moscú, y la asociación "Casa de Polonia", exigieron la devolución del templo a sus legítimos propietarios: los católicos y la Iglesia católica en Rusia.

Con el permiso de las autoridades de Moscú, el 8 de diciembre de 1990 el sacerdote Tadeusz Pikus celebró la primera misa solemne en esta iglesia. Varios cientos de personas estaban orando con mucho frío para que pudiesen recuperar su templo.



Vista de la fachada de la Catedral antes de la restauración. Sobre la entrada cuelga una inscripción: "Dadnos de nuevo el templo".


A pesar de que las instalaciones del templo aún no habían sido devueltas, un grupo de católicos de Moscú establecen allí, en enero de 1990, la parroquia católica de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María .

El 21 de abril de 1991, el arzobispo Tadeusz Kondrusiewicz, Administrador Apostólico para los católicos de Rusia, emitió un decreto sobre la erección como parroquia de la iglesia católica romana con el nombre de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María.

El 31 de mayo de 1991 la parroquia fue registrada oficialmente en el Departamento de Justicia del Ayuntamiento de Moscú.

A partir del 7 de junio 1991 todos los domingos, en el patio del templo, comenzaron a celebrarse las misas. El 15 de julio de 1991, el párroco era José Zanevsky, salesiano (SDB).



Las ventanas del templo antes de la restauración.


El 29 de noviembre de 1991 las monjas salesianas de María Auxiliadora (FMA), comienzan la catequesis, con la enseñanza de conceptos básicos del cristianismo. Al mismo tiempo desarrollan obras de caridad, en particular atender a los enfermos y a los más necesitados. De 1993 a 1995 en las instalaciones del templo se aloja el Seminario Mayor de Rusia "María Reina de los Apóstoles".

El 1 de febrero de 1992, el alcalde de Moscú Yuri Luzhkov firmó una decisión sobre la devolución gradual de la iglesia en el transcurso de 2 años. Sin embargo, no se logró desalojar a los inquilinos, el SRI "Mosspetspromproekt", instalados allí desde 1956.

El 9 de mayo de 1995, el arzobispo Tadeusz Kondrusiewicz envió una carta abierta al presidente ruso Boris Yeltsin explicando esta situación. Como resultado de ello, el alcalde de Moscú Yuri Luzhkov, firmó un decreto ordenando la transferencia de los fieles al templo para finales de 1995.

Sin embargo, no había garantía de que esta decisión se tomara. El Rector de la parroquia o.Iosif Zanevsky , instó a los fieles a la oración para la devolución de la iglesia y los locales parroquiales. Los jueves y viernes se reunían en la iglesia para la adoración del Santísimo Sacramento, y los domingos hacían oración y una procesión alrededor del templo . Finalmente, el 13 de enero de 1996 la Asociación "Mosspetspromproekt" abandonó la iglesia. El 2 de febrero de 1996 la Parroquia de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María recibió los documentos necesarios que la acreditaban como propietaria.



Local donde se celebraba el culto antes de la restauración de la iglesia.



La obra general para restaurar la iglesia recayó sobre tres empresas polacas. Gran parte de la ayuda financiera corrió a cargo de la organización de caridad católica «Renovabis» de Alemania.



A la izquierda, el Padre. José Zanevsky (SDB); a la derecha, la parroquia de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María en la primera fase de restauración.


Gracias a las donaciones de los católicos de todo el mundo, así como por las oraciones y el apoyo generoso de los fieles, la iglesia recuperó su belleza original.

El 12 de diciembre de 1999, el Secretario de Estado del Vaticano,cardenal Angelo Sodano, asistió como legado del Papa Juan Pablo II, a la nueva consagración de este templo restaurado, que desde entonces es la Catedral de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María en Moscú. El 11 de febrero de 2002 se creó la Arquidiócesis de la Madre de Dios en Moscú.



A la izquierda, el nuevo altar, retablo y presbiterio; a la derecha, una vista de cómo quedó la restauración.

El 21 de abril de 2001 la Catedral celebra el 10º aniversario de la restauración de la Jerarquía de la Iglesia Católica en Rusia.



Una vista del interior de la catedral.

En 2005, se instala un nuevo órgano, donado por la catedral luterana de la ciudad suiza de Basilea.

__________________

Moscú: Kirill muestra su «afecto y respeto» hacia el Papa

El cardenal Jozef Tomko llegó a Moscú para participar en los festejos por el centenario de la catedral de la Inmaculada Concepción de María


El patriarca de Moscú y de todas las Rusias, Kirill, expresó «respeto y afecto fraterno» hacia el Papa Benedicto XVI. En un encuentro con el cardenal Jozef Tomko, el patriarca Kirill le pidió que «transmitiera estos sentimientos» al Pontífice.


El patriarca Kiril.


El encuentro con el patriarca Kiril –se lee en un comunicado oficial del Patriarcado que difundió la agencia Sir– se desarrolló en «un clima cordial y amigable» y concluyó con un intercambio de obsequios. El cardenal se encontró con el patriarca en la sede del Patriarcado, acompañado por el nuncio apostólico en Rusia, el arzobispo Ivan Jurkovic.


El patriarca dijo que para la Iglesia rusa, el trabajo misionero es una prioridad y observó que la «Iglesia ortodoxa y la Iglesia católica romana están afrontando en este momento los mismos retos del mundo secularizado, y esto constituye una base para la cooperación entre ambas Iglesias».


El cardenal Jozef Tomko.

Afirma “Vatican Insider” que Putin y Medvedev cristianizan al Ejército Rojo





julio 17, 2011







Vatican Insider celebra el “cristianismo” de los dirigentes rusos




Según informa Vatican Insider, la institución los capellanes militares fue creada por Pedro el Grande en 1716, y antes de la revolución comunista de 1917 llegaron a ser seiscientos, con cuatrocientas iglesias adscritas. La llegada al poder de los bolcheviques convirtió oficialmente al Ejército en ateo.

Ahora las cosas han cambiado, y aunque en 2009 el presidente Medvedev ya había ordenado la atención religiosa a los militares rusos, sólo a partir de ahora formarán una estructura organizada con jerarquía militar propia, equivalente al Arzobispado castrense español. El modelo organizativo, según el arcipreste Dimitri Smirnov, del Patriarcado de Moscú, será sin embargo más bien el alemán.

La versión oficialista en el Vatican Insider se dirige hacia una supuesta conversión pausada de Rusia, gracias a una también supuesta cristianización de los líderes Vladimir Putin y Dimitri Medvedev bajo cuya dirección supuestamente:


“Rusia está volviendo a muchas de las costumbres de la Santa Rusia”.


Lo que suprime o no deja ver claramente esta versión ofrecida en Vatican Insider es el hecho del apoyo de y hacia la cismática Iglesia Ortodoxa Rusa, cuya contemporización y hasta plena complicidad con las autoridades soviéticas fue evidente durante las más de siete décadas de opresión anticatólica.

Ese supuesto regreso “a la Santa Rusia” lo “demuestra” con la siguiente descripción:


El responsable de Asuntos Religiosos de las Fuerzas Armadas, Boris Lukichev, ha anunciado que antes de fin de año el antiguo Ejército Rojo volverá a contar con una de sus instituciones más antiguas y veneradas, la de los capellanes militares.”


Nótese que se sigue llamado Ejército Rojo, tal y como lo bautizaron los anticristianos bolcheviques Lenin y Trotsky.


Los popes (curas cismáticos) se desplazarán a zonas de combate y no irán armados ni recibirán adiestramiento militar, aunque a buena parte de ellos no les hará falta, pues todos ellos hicieron el exigente servicio militar del Ejército Rojo, y algunos de ellos fueron oficiales antes y después de la caída del comunismo.


Una de las razones de las autoridades políticas rusas para la restauración de las capellanías militares (que incluirán también atención a judíos y musulmanes) es elevar el nivel moral de las Fuerzas Armadas, muy bajo por los recortes presupuestarios, la corrupción y el nepotismo:


“Esto mejorará su situación”, explica el oficial Smirnov, “aunque el pecado no pueda erradicarse al cien por cien de la naturaleza humana”.


Los militares rusos, según la información, en un 70% se definen como personas religiosas, y en un 80% pertenecen a la Iglesia Ortodoxa Rusa.




Publicado en Foro católico